Consejos para organizar tu maleta

Antes de comenzar nuestros viajes debemos hacer una planificación exhaustiva de este, ya que en caso contrario la aventura comenzará llena de mal humor, especialmente en lo que respecta al equipaje. Esta metodología puede ser tediosa para quien no esté habituado a emplearla, pero rápidamente le reportará ventajas nada desdeñables.

Consejos para organizar tu maleta

Y es que el paso previo de toda organización, incluso en el ámbito empresarial, es trabajar con check list, es decir, enumerar claramente punto por punto lo que pretendemos llevar. Y hazla con antelación, ya que así podrás dejarla crecer y completarse durante los días anteriores con nuevos detalles olvidados.

La ropa es, indudablemente, el factor más preocupante para el viajero, ya que pesa y ocupa la mayor parte del tamaño en la maleta. En este sentido, intenta no pasarte con  los “porsis”: por si acaso llueve, por si me mancho, etc. Haz una buena planificación y optimiza este problema. Además, a través de los conjuntos de ropa, reducirás considerablemente el número de prendas. Esto se consigue eligiendo ropa fácilmente combinable entre sí, evitando tener que acarrear con artículos demasiado opuestos. No olvides que en cualquier ciudad a la que te dirijas, existirá una lavandería en caso de urgencia.

Lo anterior en cuanto a peso, pero respecto al espacio también existen métodos que nos facilitarán la consecución de ese complejo puzzle en el que se transforma nuestra bolsa de viaje. Es interesante enrollar las prendas en forma de tubo, ya que al instante comprobareis que el espacio aumentará considerablemente. Eso sí, haz esto sólo con ciertas prendas, ya que las más delicadas (que puedan arrugarse) deben ir bien dobladas a la vieja usanza, y preferiblemente en las posiciones superiores de la maleta. Y es que el secreto de todo está, en conclusión, en la organización.