Los líquidos en el equipaje de mano

Los líquidos en el equipaje de mano

 

Una de las dudas que más nos preocupan a la hora de preparar nuestro equipaje es el transporte de líquidos, ya que siempre nos surgen nuevos interrogantes respecto a esto, estemos o no acostumbrados a viajar habitualmente. Existen una serie de normas respecto al equipaje de mano, es decir, el que llevas en la cabina, que los pasajeros deben seguir a rajatabla. A continuación voy a resumir brevemente los aspectos fundamentales a la hora de organizarlos:

  1. Ten en cuenta las cantidades: 100 ml es la cifra que no puedes olvidar, siendo la máxima capacidad de cada envase o producto que desees llevar contigo. Ten en cuenta que el peso total del equipaje suele ser de 10 kg, así que ten en cuenta la relación entre los líquidos y el peso en el momento de organizarte. A veces, es más rentable adquirir algún producto en el destino y ahorrar peso durante el viaje.
  2. Elige el envase correcto: Las bolsas de plástico transparente con auto cierre (o cierre hermético) son las ideales para envasarlos, permitiéndose tan solo una por pasajero. Las medidas de la bolsa deben ser aproximadamente de unos 20cm por el lado del cierre.
  3. ¿Sabes lo que se considera como líquido? A todos nos lleva a pensar en agua, colonias o aceites, pero no podemos obviar a otros productos confusos que también lo son considerados, como por ejemplo: medicinas líquidas, geles, cremas, desodorantes, champús… En definitiva, presta atención a productos de higiene e infórmate ante cualquier duda.
  4. Evita un desastre: Si no quieres llegar al hotel con todos estos productos nadando en una mezcla poco agradable, más vale que los precintes bien. No escatimes en esto, y asegúrate de que van cerrados a la perfección antes de cerrar la cremallera.